Buscar

Charlamos. Sobre la charla interna.

Actualizado: jul 25

La conversación más importante que tendrás en un día... es la que tienes contigo mismo.


¿...no puedo alcanzar los dedos de los pies? ¿De verdad? Venga, vamos, puedo ir un poco más lejos. Eso es muy raro. ¿Cuándo fue la última vez que me agaché para intentar tocarme los dedos de los pies..?


...estoy flipando ahora mismo. No sólo no puedo tocarme los dedos de los pies, sino que tampoco puedo levantar la pierna así. Santo... dolor. Wow, Corrie, honestamente apestas en esto. Esto realmente está volando toda mi cubierta como un atleta y persona 'fitness'. WTF. Soy como un pseudo-atleta. En realidad, cualquiera que me vea ahora mismo debe pensar que me veo totalmente ridícula. Estoy segura de que se preguntarán por qué estoy aquí...


¿Te suena alguno de estos pensamientos? ¿Dónde los has experimentado? ¿Y en qué contexto? Recuerdo haber tenido estos pensamientos durante mi primera clase de yoga. Estaba muy descolocada. Siempre me había identificado con ser una atleta. Artista marcial. Ágil. Fuerte. Alguien fuera de forma y débil no eran en absoluto las asociaciones que había llegado a relacionar con mi persona. Y sin embargo, allí estaba en mi primera clase de yoga, un pez fuera del agua. No podía acceder a la mitad de